Quien es Julio Sanchidrian ?

Trabajo como mentor, formador y entrenador en autoconocimiento, selfmastering, Eneagrama de la personalidad, mindfulness y meditación.

Trabajo el Autoconocimiento desde diferentes vías o enseñanzas, la mindfulness y el Eneagrama de la personalidad desde hace aproximadamente 20 años.

Mis sesiones incluyen la ayuda para comprender las emociones, las proyecciones, las creencias, la búsqueda del propósito de vida, la mejora en la comunicación asertiva y empática, la resolución pacífica de conflictos internos, externos y en definitiva todo aquello que lleven a la persona a un estado de autoconocimiento, automaestria, felicidad y bienestar.

Poseo un gran conocimiento de los los miedos y creencias humanas, sensibilidad para la comprensión de las emociones y motivaciones, así como una gran capacidad de percepción en el funcionamiento de los roles, las dinámicas, los patrones grupales y la diferencia de creencias y paradigmas aparte de una gran sensibilidad de las necesidades humanas.

En el Centro Budista de Valencia comienzo a trabajar la escucha empática y la expresión honesta. También en el centro budista recibí mis primeras clases de meditación Vipassana y Metta Bhavana.
Practico y enseño la mindfulness y la meditación de diferentes culturas.
Trabajo la escucha empática y la expresión honesta.
Soy practicante de Aikido.

Practico diferentes tipos de meditación e investigo y trabajo con diferentes creencias espirituales, la mística en diferentes religiones y culturas, así como en la creación de nuevos paradigmas.

A su vez, a nivel empresarial tengo un master por el Instituto de Empresa, otro por la Escuela Superior de Estudios Empresariales de Valencia.

Trabaje durante años en multinacionales como Warner Music, Emi Music, como Manager en varias organizaciones y como productor ejecutivo en diferentes producciones audiovisuales para diferentes televisiones y compañías durante las que gestione y motive a numerosos equipos humanos.

Soy buen conocedor de los entornos empresariales y habituado a trabajar tanto en pequeñas empresas, como en grandes corporaciones.

Dispongo de una gran experiencia en formación, negociación con entidades gubernamentales y fui bien entrenado en técnicas avanzadas de venta tales como Spin Selling.

Trabajador y formador en diferentes tipos de entornos sociales, raciales y/o culturales.

Mis trabajos, investigaciones y experiencias van enfocados al estudio de la motivación, la comunicación, la motivación individual y grupal, la gestión y percepción de emociones grupales, la solución pacífica de conflictos, el cambio de creencias y paradigmas, el autoconocimiento, el Nagualismo, lo inconsciente colectivo, el campo energético individual y grupal y en definitiva todo aquello que permita y promueva la evolución y desarrollo del ser humano y el despertar de la consciencia universal.

Mi propósito

Encontrar sentido a mi experiencia de vida, hacerme consciente de aquello que necesitaba sanar, encontrar las herramientas que me permitieran cambiar y mejorar mi vida.
A partir de aquí, compartir mi experiencia y las herramientas encontradas para ayudar a las personas a cambiar y a mejorar su vida.

“Comprendí que la humildad no solo es considerarte como uno más que los demás sino también el poner orden en asuntos propios y en tu relación con el exterior y los demás.

La humildad no es ser pasiv@ ante las situaciones que trae la vida, sino tratar cada uno de las situaciones que vienen con la correcta naturaleza.”

Testimonios

«Julio fue mi coach en el curso que hice de mindfulness. Durante las sesiones me acompaño con objetivos claros a cumplir metas. Me gusta los recursos propios que utiliza y habilidades apoyadas en la motivación y creatividad. Una gran experiencia personal. Lo recomiendo.»

Pepa

«Hice un curso de mindfulness con Julio y desde principio a fin fue muy organizado y práctico en todas los sesiones. !!Lo recomiendo!!

Carmina

«Un gran maestro, muy comprometido con las clases y con los alumnos. El curso de mindfulness que realice con él, me pareció extraordinario. 100 % recomendable.»

Ana María Gracia